Saltar al contenido

Irrigadores Dentales con y Sin Microburbujas, ¿Cuál es Mejor?

Un reciente estudio publicado en Journal of Applied Dental and Medical Science, ha comparado la eficacia de los irrigadores con y sin microburbujas, abriendo un nuevo horizonte en el cuidado dental.

¿Cuál era el objetivo del estudio?

Esta investigación se realizó con dos objetivos; El primero era corroborar la efectividad de los irrigadores dentales al tratar afecciones como la periodontitis, analizando si ayudaban a reducir o no sus efectos y podía servir como una herramienta de tratamiento.

En segundo lugar, llevar a cabo una comparación entre un irrigador que usase la tecnología de chorro normal y otro que usase la de microburbujas.

¿Cómo se realizó este estudio?

Participaron un total de 105 personas, entre 18 y 75 años, que fueron seleccionadas aleatoriamente.

Fueron divididas en 3 grupos; El primer grupo recibió el irrigador dental ION de la marca Waterpik, que fue suministrado por la propia marca. Se les indicó que debían utilizar la punta de chorro clásico, a potencia 8.

El segundo grupo recibió un irrigador de la marca Oral-B, el modelo Advanced. Para este grupo se les indicó que debían usar la potencia media, en modo continuo, mientras durase el experimento.

El grupo tres recibió un hilo dental encerado, sin saber, suministrado por la marca Reach, así como un cepillo de dientes estándar de la ADA (Asociación Dental Americana) y una pasta de dientes de la marca Colgado con Flúor.

Durante cuatro semanas, los participantes debían utilizar los instrumentos suministrados. Los primeros días se realizó un seguimiento de su uso, tomando muestras y anotaciones de las situaciones personales de cada usuario; Sangrado de encías, tejido dañado, estado de la boca, etc.

¿Cuáles fueron los resultados del estudio?

El estudio reveló una notable mejora en los grupos 1 y 2 que usaron un irrigador dental frente a los que, únicamente, utilizaron herramientas de higiene bucal comunes como el cepillo de dientes y el hilo dental.

El segundo objetivo era averiguar si existía alguna diferencia entre utilizar un irrigador con o sin la tecnología de microburbujas. Dicha tecnología solo se encuentra en unos pocos irrigadores, como los de la marca Oral-B, siendo más comunes los de chorros potentes.

Tras un análisis exhaustivo, los investigadores determinaron que no existen diferencias significativas entre el uso de microburbujas o el método tradicional. Si bien es cierto que esta tecnología tiene algunos beneficios únicos para la boca, como que el contacto con la encía es más suave, permitiendo realizar un pequeño masaje, los resultados no son muy superiores a los modelos clásicos.

¿Qué opinión tienen los expertos tras el estudio?

En este estudio participaron tanto expertos del sector de la higiene dental como dentistas profesionales.

Tras evaluar los resultados obtenidos, acogieron muy bien los resultados, así como alabaron el trabajo realizado por los organizadores de la investigación.

Aunque algunos difirieron en algunos aspectos, como por ejemplo que la tecnología debe adaptarse las necesidades específicas del usuario, o la importancia de llevar a cabo una educación continua sobre el uso adecuado de estas herramientas de higiene dental.