Saltar al contenido

Soluciones al bruxismo, mi experiencia personal

Experiencia con el bruxismo

¡Hola! Quiero compartir con vosotros mi experiencia personal con el bruxismo y al mismo tiempo, explicar un poco sobre este asunto y sus posibles tratamientos. Es la información que a mí me hubiera gustado tener cuando empecé con este tema hace ya años.

Experiencia con el bruxismo

Descubrí que tenía bruxismo hace más de 15 años. Lo descubrí, no por los problemas en la dentadura, ni porque me lo dijera un dentista, sino porque tenía jaquecas. Me di cuenta que cuanto más estrés sufría más dolores de cabeza tenía.

Me hice pruebas de distintos tipos y no me encontraron nada raro, así que me derivaron a un dentista, y ahí dieron en el clavo.

Qué es el bruxismo y cómo saber si lo sufres

El bruxismo es un movimiento mandibular inconsciente que incluye apretar, rechinar, chasquear y crujir los dientes durante el sueño de forma inconsciente. Es una actividad que no está relacionada con la función normal de la mandíbula, como comer o hablar, vamos, que no sirve para nada más que para amargarte la vida.

Los que padecemos bruxismo podemos detectarlo por síntomas como estos: dolores de cabeza, dolor en los músculos de la mandíbula, cuello y oído, desgaste de los dientes, daño a las restauraciones dentales, erosión del esmalte dental, sensibilidad dental y cambios en la mordida. Bueno, y que muchas noches castañetearás los dientes hasta dar miedo. A nada que vayas al dentista te lo van a detectar, por el enorme desgaste que produce en las piezas dentales.

«Se estima que en EEUU, alrededor del 8% al 31% de la población general sufre de bruxismo.»

Fuente: National Institute of Dental and Craniofacial Research

También hay casos severos, en los que puede llegar a crear un trastorno de la articulación Temporo-Mandibular (ATM), pero esto te lo tiene que diagnosticar un médico y requiere de un tratamiento específico.

Hay mucha gente que padece bruxismo y no lo sabe, o porque los síntomas son mínimos, o porque le sucede de tarde en tarde.

Férulas nocturas: la solución general

Cuando me diagnosticaron bruxismo, una de las primeras recomendaciones fue usar férulas nocturnas. Probé las férulas duras, aunque las hay flexibles y de diferentes materiales.
Estas férulas te las pones para domir, y evitan que los dientes rechinen, se dañe el esmalte y los músculos de la mandíbula se agoten tanto en presionar.

Lo bueno es que como seguí el tratamiento con férulas Invisalign para corregir los dientes, pues ya esas férulas de noche te sirven como férulas de descarga.

El problema, es que aunque la férula protegía mis dientes, no acababa de aliviarme completamente los dolores de cabeza, que es por lo que todo esto empezó a darme la lata.

Otros tratamientos

No te quiero aburrir, pero tampoco quiero dejar de comentarte que hay otras opciones, para que puedas explorarlas:

  • NTI (Dispositivo de Inhibición de Contacto Anterior): Es una pequeña pieza que se coloca en la férula para cambiar la mordida, evitando que los dientes traseros se toquen y concentrando la presión en los dientes delanteros. En España no se usa apenas, al parecer, hay bastantes casos de gente que se ha partido algún diente usando estos dispositivos.
NTI contra el bruxismo
  • Botox: Igual estás sorprendido ¿También se usa botox para esto? Resulta que inyectando botox en la mandíbula, se pueden relajar sus músculos y podría aliviar o parar el bruxismo.
  • Se habla de los beneficios de la L-Tirosina y el Magnesio para los músculos y el estrés. Son suplementos que parece, que en ciertas condiciones, ayudan a disminuir los efectos del bruxismo.
  • CBD: El Cannabidiol es un compuesto no psicoactivo (no coloca) de la planta de cannabis. Se usa en aceites y cápsulas, tiene propiedades antiinflamatorias y ansiolíticas. Por eso se ha recomendado para el bruxismo, porque puede reducir el estrés, la ansiedad y relajar los músculos, aliviando el dolor mandibular. En verdad no hay mucha evidencia científica sobre esto, tenlo en cuenta.
  • Terapia láser en la mandíbula y las mejillas. Este tratamiento lo aplican algunos dentistas. Produce una sensación agradable relajante, pero el efecto terapéutico es bastante transitorio.
  • Relajante muscular, recetados por un profesional médico. Suelen funcionar muy bien, pero se desarrolla tolerancia rápidamente a esta medicación, y cuando sucede su efecto desaparece.
  • Masajes para la ATM, aplicado por terapeutas especializados. Suelen usar un dedo cubierto con un guante para masajear desde el interior de la boca. Es doloroso en el momento, pero el efecto relajante puede durar unos días. Es una terapia para prolongarla en el tiempo, y para mucha gente puede resultar insostenible económicamente.

Mi recomendación

Aunque la férula de descarga, que es el tratamiento principal usado contra el bruxismo, esto seguramente, no te va a salvar de los dolores de cabeza. Pienso que además de tratar las consecuencias del bruxismo hay que abordar sus causas, y al menos en mi caso, puedo decir que está muy relacionado con el estrés del día a día.

Lo que te recomiendo es que trates la fuente de tu bruxismo, que puede ser muchas cosas: el estrés, el consumo de cafeína, exceso de azúcares en tu dieta, parásitos intestinales, traumas anclados en el subconsciente… seguramente tendrás que hacer tu propia investigación, o ayudarte de la guía de un profesional, pero el trabajo valdrá la pena.

Hay gente que ha encontrado soluciones con estrategias como meditar, hacer ejercicios faciales, cambiar su dieta, hacer ejercicio físico, acudir a psicoterapia… te diría que no te rindas.

Impacto en Mi Vida

El bruxismo ha impactado mi calidad de vida, es la verad. Los dolores de cabeza han sido constantes. Me ha afectado, en parte, al trabajo y a mis relaciones personales.

A día de hoy, creo que es algo con lo que hay que aprender a convivir y manejar, que está muy conectado con el estrés y el cansancio. Yo ahora me lo tomo como un indicador de agobio, y cuando empieza a dolerme por las mañanas la cabeza, procuro tomar medidas en mi vida para recuperar algo de paz y calma.

Disclaimer final

Si alguien más ha tenido éxito con algún tratamiento, ¡agradecería escuchar sus historias! He dejado los comentarios de este post abiertos.

Y es importante recordar que cada caso es único y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Por eso, siempre es mejor consultar con un especialista para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

También te puede interesar esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *