Saltar al contenido

Cómo calmar un dolor de muelas

Remedios caseros para calmar el dolor de muelas

El dolor de muelas es una de las peores molestias que podemos sufrir en nuestra boca, sobre todo por la noche. Puede aparecer de pronto, y no siempre deberse a una caries.

¿Existe alguna forma de calmarlo? Sí, con los remedios caseros que te diremos a continuación.

¿Qué puedes tomar para reducir el dolor de muelas?

¿Por qué me duelen las muelas?

Es difícil determinar la causa sin que un profesional te examine la boca, pero estas son las causas más comunes:

  • Salida de las muelas del juicio: Las muelas del juicio pueden aparecer en cualquier momento de nuestra vida. Cuando salen, empujan el resto de dientes para hacer espacio, y eso puede producir molestias.
  • Caries: La causa más común es una caries. No siempre podemos detectarla al pasar la lengua, porque puede que sea interna y todavía no haya llegado a la parte exterior del diente.
  • Infecciones de encía: La periodontitis y gingivitis pueden producir serios dolores en las muelas, ya que dañan severamente los dientes y hace que nuestra boca sea más sensible.
  • Sensibilidad dental: El nivel de sensibilidad de cada persona es diferente, y es posible que te resulte muy molesto beber o tomar cosas muy calientes o muy frías.
  • Apretar mucho la boca: Especialmente por la noche es un acto que hacemos de forma inconsciente, por lo que no es raro que al levantarte sientas molestias en la boca tras haber estado apretando la boca durante horas.

Remedios caseros para reducir el dolor de muelas

Cuando tienes dolor de muelas, ¿qué puedes tomar? Algunos medicamentos ayudan a reducir el dolor, pero es mejor que acudas a tu médico y te indique el tratamiento a seguir.

Mientras tanto, estos remedios caseros te ayudarán a aliviar el dolor y que resulte menos molesto:

Agua salada

Conocida comúnmente como salmuera, es un remedio casero muy utilizado para paliar molestias en la boca. 

Echa a un vaso de agua tibia, una cucharada de sal marina, remueve bien hasta que se haya disuelto y enjuágate con la boca con ella. También puedes hacer gárgaras.

Aplicar frío

Seguro que en películas y series habrás visto que cuando una persona sufre una lesión, o se da un golpe fuerte, se aplica frío en la zona afectada. La razón es que el frío es un anestésico casero.

Puedes utilizar una bolsa de congelados o comprar bolsas de frío en la farmacia que se guardan en el congelador y luego se aplican sobre la zona que te duela. Si no tienes nada de eso, coge hielo, ponlo dentro de una bolsa y envuélvelo con una toalla. Aplícalo en la zona del dolor por 20 minutos.

Ajo

Por sus propiedades antisépticas y analgésicas, el ajo ha sido utilizado durante siglos para calmar diversas dolencias y afecciones. Entre ellas está el dolor de muelas.

En el mortero, o un plato, machaca un diente de ajo pelado hasta formar una pasta. Aplícalo en la zona de la boca en la que sientas dolor. También puedes masticarlo lentamente en la zona de la boca que te duela o agregarle un poco de sal para “fortalecer” sus efectos.

Bolsitas de té o infusión

Dado que tienes dolor de dientes, no pienses en qué tomar, mejor utiliza una bolsa de té negro o menta. Las bolsas de infusión sirven para adormecer el dolor y calmar la sensibilidad de encías, mientras que las de té negro actúan como un antiinflamatorio y analgésico.

Introduce la bolsa en agua caliente durante unos segundos. Después de dejarla enfriar, aplícala en la zona afectada.

Clavo de olor

Del mismo modo que el ojo, durante siglos en muchas culturas el clavo de olor ha sido utilizado como un remedio casero, milagroso, por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas por su alto contenido en eugenol, un antiséptico natural.

Puedes molerlo en polvo y aplicarlo o bien utilizar una bolsita de té o infusión y ponerla en la encía/muela que te moleste. También puedes usar aceite de clavo de olor, aplicándolo con un bastoncillo.

Hilo dental

En lugar de buscar en qué tomar para el dolor de muelas en el armario de los medicamentos, ¿no has pensado en utilizar hilo dental?

Limpia la zona del diente que te moleste con él, porque puede que el dolor se deba a trozos de comida entre los espacios interdentales.

Extracto de vainilla

No solo sirve para elaborar postres; Gracias a su contenido en alcohol es muy útil para paliar molestias.

Echa tres/cuatro gotitas del extracto en un bastoncillo, o un trocito de algodón, y aplícalo en la zona que te duela varias veces al día.

Perejil fresco

Una hierba aromática que puedes encontrar en cualquier supermercado o tienda, con unas increíbles propiedades anestésicas.

Mastica suavemente las hojas de perejil fresco, empezando por el centro de la boca y poco a poco ve cambiando a la zona del dolor, para que sea más fácil de morder.

Tomillo fresco

La mayor característica del tomillo son sus agentes antiinflamatorios, que ayudan a reducir las molestias, haciendo que sean más llevaderas.

Hierbe una taza de agua y añade tomillo fresco. Tras dejarlo hervir por 2 o 3 minutos, vierte el agua de nuevo en la taza y espera a que se enfríe. Haz gárgaras con la infusión.

Cúrcuma

Si tienes cúrcuma en casa también te puede ayudar a aliviar el dolor de muelas, gracias a sus propiedades antisépticas y analgésicas.

En agua tibia diluye dos cucharadas de cúrcuma. Espera hasta que se forme una pasta y utiliza un bastoncillo, o un algodón, para aplicarla en la zona afectada. Deja actuar por 10 minutos y enjuaga. Repite el proceso 2-3 veces al día.

Distráete haciendo ejercicio

Seguro que lo que más estás buscando es “¿Cómo quitarme el dolor de muelas por la noche?”. Es en las horas antes de acostarnos, y de madrugada, cuando el dolor se vuelve más fuerte.

Para reducirlo te aconsejamos aplicar los remedios anteriormente mencionados. Además, te aconsejamos distraerte haciendo ejercicio. ¿Por qué razón? A partir de los 25 minutos de hacer ejercicio, el cuerpo libera endorfinas que actúan como un calmante natural.

Acude a tu dentista cuánto antes

Dejemos una cosa clara: No existen los remedios naturales milagrosos. Todos los que te hemos mencionado en el punto anterior te ayudarán a aliviar el dolor temporalmente, pero no lo harán desaparecer.

Es un parche temporal que te ayuda a aliviar las molestias hasta que acudas al dentista. Solo haciendo una evaluación en profundidad de tu boca podrá encontrar la causa del dolor. Si en el momento no puede hacerse cargo, te indicará que medicación puedes tomar para el dolor de muelas, y alternarla con los remedios que te hemos mencionado hasta tu próxima cita para reducir los dolores.