Saltar al contenido

Cómo limpiar el irrigador dental

Limpiar el depósito del irrigador bucal con agua y jabón, o con vinagre

La primera pieza con la que deberías comenzar es el depósito de agua. Al estar en contacto constante con el agua del grifo, se acumulará cal en las paredes. Y, si no lo has secado adecuadamente tras cada uso, también se formarán capas de bacterias.

Para limpiarlo, sigue estos pasos:

  1. Usando jabón, limpia a fondo del depósito.
  2. Vierte vinagre, y déjalo actuar por unos 15 minutos.
  3. Tras vaciar el depósito, vuelve a lavarlo con agua y jabón, o en el lavavajillas.
  4. Antes de ponerlo de nuevo en el irrigador, asegúrate de secarlo bien.

Cómo limpiar las piezas internas del irrigador dental con vinagre o peróxido de hidrógeno

El agua del grifo no solo contiene cal, también hay microorganismos de minerales que se van adhiriendo a las paredes de los filtros y tubos del irrigador, obstruyendo el curso del agua.

Para eliminar estos restos, debes seguir estos pasos:

  1. Rellena el depósito con agua caliente y 2-4 cucharadas de vinagre (dependiendo si es un irrigador inalámbrico o uno de sobremesa) o de peróxido de hidrógeno (bicarbonato) . Remueve para que se mezcle bien.
  2. Activa el irrigador y dispara el chorro hasta haber vaciado la mitad del depósito.
  3. Espera 20 minutos, para que el vinagre que ha pasado por los filtros actúe.
  4. Repite el proceso hasta vaciar por completo el depósito.
  5. Por último, repite el proceso, esta vez solo con agua caliente.

Cómo limpiar las boquillas del irrigador dental con agua caliente o con vinagre

Como sucede con los filtros del irrigador, las boquillas van acumulando restos de agua en su interior, pero se pueden limpiar fácilmente.

  1. Llena un recipiente con agua caliente y añade dos cucharadas de vinagre.
  2. Sumerge las boquillas en su interior por 10 minutos.
  3. Tras secarlas bien, realiza los pasos del punto anterior, para limpiar tanto el interior del irrigador como cualquier resto que hayan quedado en las boquillas. 

Cómo limpiar el mango del irrigador dental con un paño húmedo o con alcohol

Al estar en constante contacto con tus manos, y las salpicaduras de agua, el mango puede contaminarse con bacterias, por lo que hay que limpiarlo regularmente. Y no, no bastará solo con agua:

  1. Limpia con agua y jabón el mango.
  2. Seguidamente, agrega unas gotas de alcohol a un paño húmedo y vuelve a limpiarlo.
  3. Para limpiar el interior, sumérgelo en un recipiente con agua y cuatro cucharadas de vinagre por 10 minutos.
  4. Sécalo con un paño seco.

Te puede interesar