Saltar al contenido
¿Que es lo que opinan los dentistas sobre el uso del irrigador dental?

¿Por qué los dentistas recomiendan el uso de irrigadores dentales?

Antes que nada, debes tener clara una cosa: El irrigador dental solo es un complemento de limpieza, que en ningún caso sustituye al cepillo de dientes y el hilo dental.

En otras palabras, sirve para reforzar la limpieza de tu boca, logrando:

  • Eliminar más del 99% de la placa bacteriana y el sarro.
  • Sirve para acabar con los tonsilolitos
  • Previene la aparición de caries, ya que elimina un 99% de las bacterias de la boca.
  • Al retirar los restos de placa, poco a poco los dientes van recuperando su color blanquecino.
  • Retira los gérmenes, toxinas y bacterias de los alimentos de la lengua, eliminando la mancha blanca.
  • Es más práctico para limpiar una ortodoncia, o brackets, ya que el contacto del chorro de agua es más agradable y suave que un cepillo. Además, los irrigadores incluyen una boquilla exclusiva para ortodoncias.
  • Se puede regular la presión del agua, adaptando el chorro a las necesidades de cada usuario.
  • Al mezclar el agua con enjuague bucal, reduce el mal aliento y el picor de garganta, dejando una agradable sensación de frescura.

¿Qué tipo de irrigador dental recomiendan los dentistas según cada caso?

Es cierto que la opinión de los dentistas sobre los irrigadores dentales es positiva, no obstante, según el caso, se recomienda utilizar un tipo de modelo u otro.

Sobremesa

Los irrigadores de sobremesa son los que tienen más potencia, por lo que están recomendados para los siguientes casos:

  • Eliminación de placa o capas de sarro.
  • Retirar restos de comida atrapados entre los dientes.
  • Ortodoncias.
  • Limpieza de coronas, implantes o puentes (utilizando la potencia más baja).
  • Limpieza de la lengua.
  • Casos de padecer halitosis o gingivitis. 

Portátiles

Los irrigadores inalámbricos tienen menos potencia que los de sobremesa, y los dentistas suelen recomendarlos para usar durante un viaje o en el trabajo para:

  • Limpieza rápida de la boca (elimina entre un 60-80% de la placa bacteriana).
  • Limpieza de la lengua.
  • Al tener menos potencia, son mejores para los implantes que los modelos de sobremesa, ya que no ejercen tanta presión que pueda desprender o romper el diente.
  • Ortodoncias

Manuales

Algunas marcas cuentan con irrigadores manuales, es decir, que funcionan con tan solo pulsar un botón. La mayoría son modelos que conectan directamente al grifo, pero también los hay con un depósito incorporado. No tienen mucha potencia, ya que no cuentan con un motor de presión.

Estos se utilizan para los siguientes casos:

  • Limpieza rápida de la boca.
  • Eliminar los tonsilolitos. 
  • Complemento de limpieza al salir de viaje.

Te puede interesar también