Saltar al contenido
Te explicamos como desmontar un Waterpik para limpiarlo correctamente

Cómo desmontar y limpiar el irrigador dental Waterpik

Vamos a explicarte, paso a paso, cómo limpiar y realizar el correspondiente mantenimiento a cada pieza de tu Waterpik, con lo que será más eficiente y alargará su vida útil.

Te explicamos como desmontar un Waterpik para limpiarlo correctamente

Cada cuánto desmontar y limpiar el irrigador Waterpik

Para los que usan el irrigador regularmente, es decir, todos los días, es necesario hacerle una limpieza profunda dos veces al mes. 

En cambio, aquellos que lo utilicen de vez en cuando, bastará con realizarle el correspondiente mantenimiento una vez al mes.

Junto con esta guía, te dejamos un vídeo en el que puedes ver paso a paso como realizar el proceso de limpieza de tu Waterpik. ¡Te será de gran utilidad!

Limpieza del irrigador de manera regular

Lo primero de todo es que, regularmente, limpies tanto el depósito como el mango del irrigador regularmente, para evitar la acumulación de polvo y otros agentes contaminantes del ambiente.

Este proceso debe realizarse al menos 1 vez a la semana, con un paño húmedo y luego uno seco para secarlo bien.

Limpieza del depósito de agua

Una de las grandes ventajas de los irrigadores Waterpik es que su depósito es extraíble. Haciendo un poco de fuerza, puedes sacarlo y limpiarlo fácilmente.

Todo lo que tienes que hacer es lavarlo en el lavabo o el fregadero con jabón, y luego secarlo con un paño seco. Si tienes lavavajillas, puedes lavarlo dentro sin problema, colocándolo en la bandeja superior.

¿El depósito tiene una válvula? Por si no lo sabías, es por ese pequeño orificio por dónde pasa el agua hasta el mango. Colócala debajo de un chorro de agua caliente mientras frotas por unos 30-45 segundos. Tras limpiarla, déjala secar a temperatura ambiente.

Antes de volver a colocar el depósito, asegúrate de limpiar bien la cavidad con papel de toalla, para eliminar cualquier resto de suciedad.

Limpieza de las partes internas

Al usar agua del grifo, en los filtros del irrigador se acumulan pequeños minerales microscópicos que poco a poco forman un tapón que impide que el agua pase cómo es debido.

Para limpiar estas partes, rellena el depósito y agrégale 2-4 cucharadas de vinagre blanco. Remueve bien y ponlo en marcha para que el agua salga. Cuando hayas vaciado la mitad del depósito, espera 20 minutos antes de vaciar la otra mitad. Rellena de nuevo el depósito con agua normal y repite el proceso, para eliminar los restos de vinagre.

Limpieza del mango y las boquillas

Al igual que con los filtros, las partes internas del mango y las boquillas pueden obstruirse por la acumulación de minerales.

Para limpiarlas, sumerge las piezas en un recipiente con agua tibia y 2 cucharadas de vinagre blanco por unos 7 minutos como máximo.

También te puede interesar saber esto…