Saltar al contenido
Te explicamos como usar el irrigador dental oral b

Cómo usar el irrigador dental Oral-B

Paso 1 – Prepara el irrigador

Oral-B vende tanto irrigadores de sobremesa, algunos son estaciones de higiene dental que combinan el irrigador con un cepillo de dientes eléctrico, como modelos inalámbricos.

Los primeros necesitan estar conectados a la corriente eléctrica para funcionar, además se aconseja colocarlos sobre una superficie lisa en el lavabo, mientras que los portátiles necesitan una recarga.

Paso 2 – Rellena del tanque de agua

Rellena el depósito con agua tibia. Puede estar un poco caliente para aquellos que sufren de sensibilidad dental.

Si sufres problemas de mal aliento, puedes agregar un poco de enjuague bucal. Para que te hagas una idea, si el depósito es de 600 ml, debes agregar 575 ml de agua y 25 ml de enjuague bucal.

Paso 3 – Coloca la boquilla

Por norma general, los irrigadores Oral-B incluyen los cabezales exclusivos de la marca, como los modelos Oxyjet. Para colocarlo, solo debes hacer un poco de presión sobre el mango del irrigador.

Paso 4 – Colócate en posición  

Para evitar que las salpicaduras caigan al suelo, se recomienda inclinarse levemente sobre el lavabo.

Los pasos que debes seguir para aprender a como usar irrigador dental oral b

Paso 5 – Selecciona la función que desees usar

Los irrigadores Oral-B de sobremesa cuentan con un dial que te permiten regular la presión del agua, y, en ocasiones, un segundo dial para elegir el tipo de chorro.

En los modelos de sobremesa las opciones se eligen a través de un segundo botón en la base del irrigador.

Paso 6 – Realiza la limpieza

Coloca la boquilla en la boca, pero sin llegar a entrar en contacto con los dientes. Sigue la línea que dibujan las encías sobre los dientes para conseguir una limpieza perfecta de la boca.

Al terminar con la zona exterior, comienza con la exterior. Puedes rotar la boquilla 360º, para poder llegar a cualquier rincón de la boca.

Paso 7 – Vacía el depósito y límpialo

Tras cada uso, se aconseja vaciar el depósito de agua para evitar que se puedan generar gérmenes, bacterias o moho en el depósito.

En cuánto al irrigador, este debe limpiarse, al menos, 2 veces al mes, para evitar la acumulación de suciedad. Se pueden mojar sin problemas bajo el grifo, ya que todos los irrigadores Oral-B cuentan con el certificado de resistencia al agua IPX7.

Consejos para usar bien el irrigador Oral-B

Cómo habrás podido comprobar, usar un irrigador Oral-B es bastante sencillo, pues su funcionamiento es bastante simple.

Para que logres el mejor resultado, te vamos a dar algunos consejos extra para usar correctamente tu nuevo irrigador Oral-B:

Te explicamos como utilizar irrigador oral b
  • Nunca comiences con el nivel de presión más alto, ya que te resultará muy molesto. Empieza con un nivel bajo-medio y ve subiendo el nivel de presión poco a poco.
  • Si utilizar una boquilla Oxyjet, esta cuenta con un pequeño botón para decidir si quieres utilizar la tecnología de microburbujas (Oxyjet) o un chorro de agua normal. Es decir, no se regula desde el irrigador.
  • No es aconsejable usar agua fría, pues la potencia del chorro, sumado a la temperatura, produce una sensación muy desagradable en la boca.
  • Para aquellas personas con sensibilidad dental, inflamación o sangrado de encías o los niños se recomienda usar los niveles del 1 al 3 de potencia.
  • Si el lavabo no tiene una superficie lisa, es decir, si tiene una leve inclinación, coloca el irrigador sobre una base de madera, para evitar que pueda caerse. No todos los modelos tienen patas que mejoren la fricción con la superficie.
  • Al igual que los cepillos de dientes, los cabezales hay que limpiarlos tras cada uso, y no deben compartirse con otras personas.
  • Tras cada uso, guarda la boquilla o el cabezal en la caja o una funda. Si están en contacto con los agentes contaminantes de exterior, podrían contaminarse. 
  • Recuerda limpiar el depósito de agua tras cada uso. Además, nunca dejes agua en el depósito para usar en otro momento. Esto podría producir la generación de microorganismos en el interior, que reducirán la calidad del agua en futuras limpiezas.

Te puede interesar también