Saltar al contenido
Descubre como realizarle le mantenimienot a tu irrigador Oral-B

Mantenimiento del Irrigador Oral B:

Esta es la rutina de mantenimiento que debes realizarle a tu irrigador Oral-B:

Depósito

Tras cada uso debes secarlo con un paño seco, además de evitar que se quede agua en su interior. De lo contrario, se pueden formar capas de moho, o acumularse bacterias y gérmenes.

Al menos una vez a la semana, asegúrate de limpiar el depósito con agua y jabón. Si has usado enjuague bucal, tendrás que limpiarlo a fondo, para eliminar cualquier resto.

Irrigador y mango

Una vez a la semana es recomendable pasarle un paño húmedo para retirar cualquier resto de polvo, secándolo con un paño seco.

Si el depósito es extraíble, aprovecha para limpiar la cavidad siguiendo el mismo procedimiento.

Otros cuidados para un buen mantenimiento del irrigador dental Oral B

Los consejos que vamos a darte a continuación deberás usarlos al menos 1 vez al mes, para limpiar las partes interiores del irrigador:

Limpieza del depósito

Rellena el tanque de agua con agua (hasta el máximo) y 4 cucharadas de vinagre. Si el irrigador es inalámbrico, usa solo dos cucharadas.

Vacía la mitad del depósito disparando el chorro hacia el lavabo. Deja que la mezcla actúe por 20 minutos y repite el proceso.

Para eliminar el rastro del vinagre, rellena de nuevo el tanque de agua y vacíalo. 

Este método se puede hacer también con bicarbonato de sodio.

Cabezales y mango

Para la limpieza del interior de estas partes, sumérgelas en un recipiente con vinagre blanco con agua (4 cucharadas de vinagre con agua) por 15 minutos.

Después lávalos con agua y jabón, y sécalos bien antes de volver a usarlos. 

También te puede interesar