Saltar al contenido
Te explicamos como limpiar un irrigador Oral-B paso a paso

Cómo Limpiar el Irrigador Oral-B

Cómo limpiar el depósito del irrigador bucodental Oral-B

Tras cada uso es recomendable limpiar el depósito con un poco de agua y secarlo con un paño. Y, al menos, una vez al mes (dos si lo usas diariamente), utilizar alguno de estos métodos para limpiarlo a fondo.

Limpieza del depósito con vinagre

Para poder realizando una limpieza dental con tu irrigador de calidad, te aconsejamos utilizar vinagre para limpiar el depósito.

Para ello, sigue estos pasos:

  1. Llena el depósito del irrigador y vierte 2 cucharadas de vinagre si es un modelo portátil o 4 si es de sobremesa.
  2. Activa el irrigador y dirige el chorro hacia el lavabo, hasta vaciar medio depósito.
  3. Espera 20 minutos, para que el vinagre actúe en los filtros, eliminando bacterias y restos de minerales.
  4. Vacía lo que ha quedado en el depósito.
  5. Rellena de nuevo el tanque de agua, esta vez por la mitad, y dispara de nuevo el chorro para eliminar cualquier resto de vinagre.
  6. Seca el depósito con un paño seco y ponle la tapa o enróscalo de nuevo al irrigador.

Limpieza del depósito con agua oxigenada

¿Se puede utilizar agua oxigenada para limpiar un irrigador? Por supuesto, de hecho es común usarla en la limpieza de un Waterpik y tiene muy buenos resultados.

Lo que debes hacer es:

  1. Realizar una limpieza previa del depósito con un paño con un poco de agua oxigenada.
  2. Rellenar el depósito hasta la mitad y verter tres cucharadas de agua oxigenada.
  3. Disparar el chorro de agua hasta dejar vacío el tanque.
  4. Espera unos 15 minutos, para que la mezcla actúe en los filtros y tubo del irrigador.
  5. Llena el depósito y vierte agua normal, para eliminar cualquier residuo o resto de los filtros.

Cómo limpiar la punta del irrigador Oral-B

Al igual que el filtro y tubo del mango, las boquillas del irrigador también se obstruyen por culpa de los minerales del agua del grifo. Para limpiarlas, sigue uno de estos métodos:

Limpieza de la punta con peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno es bastante fuerte, por lo que en este caso recomendamos estos pasos:

  1. Colocar la boquilla en el mango.
  2. Rellenar el depósito con agua y un poco de peróxido de hidrógeno (tres cucharadas como mucho).
  3. Activar el irrigador y disparar el chorro al lavabo con la potencia al máximo.
  4. Esto será suficiente para eliminar cualquier resto o tapón de la boquilla.

Limpieza de la punta con vinagre

La otra opción para limpiar las boquillas de un irrigador Oral-B es utilizar vinagre. Podrías realizar el mismo proceso que con el agua oxigenada, pero antes prueba a sumergir las boquillas en una mezcla de vinagre con agua (media taza de agua y 2 cucharadas de vinagre) por unos 15 minutos.

Si no ha funcionado, sigue los pasos del punto anterior pero con vinagre. 

Cómo limpiar el mango y la manguera del irrigador Oral-B

El mango del irrigador deberás limpiarlo cómo cualquier otra pieza del irrigador, para evitar problemas.

Sigue estos pasos:

  1. Coloca el mango bajo el grifo y limpialo con agua. Si tiene alguna mancha, utiliza un poco de jabón con una esponja para retirarla y enjuaga bien.
  2. Rellena un recipiente grande con agua tibia (puede estar un poco caliente) y vierte 5 cucharadas de vinagre.
  3. Sumerge el mango del irrigador por unos 5-10 minutos. No te preocupes que se vaya al fondo, todos los irrigadores tienen gran resistencia al agua.
  4. Vuelve a pasar el irrigador bajo el grifo, de nuevo con agua y jabón.
  5. Seca con un paño seco, y listo.

Catálogo de irrigadores dentales Oral-B

Haz clic para leer nuestras reseñas de irrigadores bucales de esta marca.