Saltar al contenido

Como arreglar un irrigador dental que no funciona

Problemas más frecuentes de los irrigadores bucales

Tras tanto uso, es posible que te encuentres con alguno de estos problemas:

  • La presión del agua del irrigador bucal es baja: Esto se debe a que hay algo obstruyendo el flujo del agua en los filtros y el tubo del irrigador. En este caso, utiliza vinagre con agua para eliminar la obstrucción.
  • Fugas: La fuga puede prevenir del depósito, porque se han desgastado las gomas o del tubo, porque esté suelto o haya algún agujero. Tendrás que cambiar la pieza.
  • Aumento del ruido: ¿El irrigador ya no es silencioso? ¿hace más ruido de lo normal? Eso se debe a que puede haber alguna pieza suelta. Abre el irrigador y comprueba que todo esté perfectamente conectado.

Los problemas anteriores son los más frecuentes, y son los más sencillos de solucionar. Ahora bien, ¿el problema es que el irrigador no se enciende? En ese caso debe haber algún fallo en alguna de las piezas.

Repáralo tú mismo

¿Es posible que puedas solucionar el problema por ti mismo? En efecto, y por eso te vamos a explicar cómo arreglar un irrigador dental paso a paso:

  1. Quita el depósito, para que te resulte más sencillo operar con la base del irrigador.
  2. Con un destornillador de estrella, desatornilla los tornillos de la base.
  3. Lo primero que debes hacer es revisar la batería, asegurándote de que esté bien conectada y, por supuesto, en buen estado. Puede que haya dejado de funcionar porque esta se haya sobrecalentado, en cuyo caso deberás sustituirla.
  4. Si el problema es un conector, es fácil encontrar una pieza de repuesto en cualquier tienda en la que vendan artículos de electricidad.
  5. Antes de volver a conectar la tapa, asegúrate de limpiar bien el irrigador por dentro, la acumulación de polvo también es una posible causa de que falle. 

Para que no tengas ningún problema durante el proceso, te dejamos un video para que puedas ver paso a paso el procedimiento a seguir:

Cómo contactar al servicio técnico del fabricante del irrigador dental si no puedes arreglarlo

Pese haber seguido todos los pasos anteriores, ¿tu irrigador sigue sin funcionar? Entonces, tendrás que contactar con el servicio técnico de la marca.

¿Cómo puedes hacerlo? Existen dos vías:

  • Acudir a la tienda en la que lo compraste para que directamente lo envíen a la marca para su reparación.
  • A través de la página web de la marca, desde su sección de atención al cliente.
  • Escribir un email al correo electrónico especificado en las instrucciones.

Ten en cuenta que no todas las marcas disponen de página web, y en algunos casos solo podrás contactar llamando por teléfono o enviando un email a la dirección de correo que especifican en la garantía y el manual. 

También te puede interesar