Saltar al contenido
Estas son las principales razones por las que tu waterpik no funciona

Irrigador Waterpik no funciona, ¿qué hacer?

Las posibles causas por las que tu Waterpik no se encienda o no funcione bien

Al poner en marcha tu Waterpik, ¿no sale agua? ¿No se enciende? ¿La presión es muy baja aunque utilizas la máxima potencia? Esto no quiere decir que esté roto, ni mucho menos, ya que puede deberse a una de estas causas:

¿Por qué no sale agua de tu waterpik? ¡Estas son las causas!
  • Acumulación de minerales: Al usar el irrigador llena el depósito con agua del grifo, ¿correcto? Esta contiene pequeñas cantidades de minerales que, poco a poco, se van acumulando en los filtros y el tubo del irrigador. Si nunca lo has limpiado, con el tiempo se forma un tapón que evita que el agua salga correctamente.
  • La batería o la pila se ha agotado: Los modelos inalámbricos cuentan con una batería mAh, o usan pilas recargables, por lo que bastará con cambiarlas. Pero, ¿y en el caso de un irrigador Waterpik de sobremesa? Es igual, también utilizan una batería mAh. Esta puede dañarse con el paso del tiempo, por lo que bastará con cambiarla.
  • Fallo del cable de alimentación: ¿El Waterpik no se enciende? Es posible que la conexión no funcione bien o el cable esté dañado
  • El mango no funciona: Puede darse el mismo caso que en el primer punto: Acumulación de minerales en el tubo que evitan que el agua llegue a la boquilla.
  • Fugas de agua: Los depósitos cuentan con unas pequeñas gomas que evitan las filtraciones. Estas hay que cambiarlas con el tiempo, ya que con el uso se van desgastando.
  • Acumulación de aire: A veces es posible que el irrigador siga funcionando tras quedarse sin agua, hasta que lo detengas. En ese breve instante, los filtros y el tubo se llena de aire que queda atrapado. Al no tener ningún lugar por donde salir, se queda ahí hasta el próximo uso, pudiendo dañar las vías. 

Cómo reparar tu Waterpik según el tipo de problema que tenga

“Mi Waterpik no funciona, ¿debo comprar otro?”. Cuidado, es posible que no funcione por alguno de los problemas que hemos mencionado en el punto anterior, y todos estos tienen solución.

Evitar las fugas

El primer paso es detectar de dónde proviene la fuga; el depósito, el tubo o el mango.

En el caso del depósito bastará con cambiar las gomas que sirven de “tapón” para evitar las filtraciones. Si es el tubo o el mango, tendrá que comprar uno nuevo, pero antes compruebe que está todo bien conectado. Con el uso, es posible que se haya aflojado un poco y por eso se filtre el agua.

No sale agua

Normalmente, la causa principal por la que no sale agua es por una obstrucción de los filtros y el tubo.

Para limpiarla, utiliza una mezcla de agua con vinagre blanco. Lo que debes hacer es rellenar el depósito con cuatro cucharadas de vinagre y agua. 

Enciende el irrigador y dispara el chorro, para que limpie un poco los filtros. Al vaciar la mitad, espera 20 minutos y repite el proceso hasta vaciar el depósito. El agua debería salir con la misma potencia.

El irrigador inalámbrico no dispara el chorro de agua

Al igual que los modelos de sobremesa, los irrigadores inalámbricos pueden obstruirse.

Sigue los pasos que ya hemos mencionado (utilizando solo dos cucharadas de vinagre), pero, aparte, sumerge la boquilla en una mezcla de vinagre y agua, para limpiar el orificio.

Sacar el aire acumulado en el irrigador

¿Alguna vez te has dejado el irrigador encendido sin que saliera agua? Por este pequeño fallo, las vías del aparato están llenas de aire.

Simplemente, conecta el irrigador como lo harías normalmente por unos 10 segundos para expulsar todo el aire acumulado. Llena el depósito y usa el irrigador como lo harías normalmente.

El irrigador no se enciende

Antes de pensar que el irrigador se ha roto, comprueba que el cable de alimentación está bien conectado, tanto a la corriente como al irrigador.

En los modelos inalámbricos suele ser un problema de la batería, que tras tanto uso se daña y hay que cambiarla. 

También puede ser, aunque es muy raro en un Waterpik, que las luces del irrigador no funcionen bien, pero el irrigador si que se encienda. 

El irrigador hace mucho ruido

Que un irrigador haga ruido mientras se usa no es nada raro. Pero, si el ruido se vuelve estridente, en ese caso, es que las piezas se han ido “aflojando”.

¿Cómo ha podido pasar esto? Es bastante frecuente, ya que durante el uso de un irrigador en su interior se generan pequeñas vibraciones. Esto provoca que, con el paso del tiempo, las piezas se vayan soltando poco a poco.

Si el irrigador aún está dentro de la garantía, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente para que lo arregle.

Fallo de una pieza

A veces el fallo puede estar en una única pieza; El mango no funciona, la boquilla está muy dañada… La solución es fácil, sustituye la pieza vieja por una nueva.

No te costará mucho encontrar piezas de repuesto de la marca Waterpik en plataformas como Amazon.

También te puede interesar