Saltar al contenido

Para qué sirve y cómo se usa el bicarbonato en el enjuague bucal

El bicarbonato de sodio se ha utilizado para el cuidado de la higiene dental durante los últimos 100 años, y, en la actualidad, es un componente presente en las pastas dentales.

A lo largo de este artículo responderemos a dos importantes cuestiones: ¿Cómo se usa y para qué sirve realmente el bicarbonato de sodio en la higiene bucal?

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

También conocido como carbonato ácido de sodio, hidrógeno carbonato de sodio, sal de vichy o bicarbonato de soda, es un compuesto blanquecino sólido cristalino. Este se obtiene de un mineral natural llamado natrón.

Un producto soluble al agua que, principalmente, suele prescribirse para personas que sufren de acidez estomacal, ya que tiene la propiedad de neutralizar ácidos. Sin embargo, también tiene muchos beneficios para la higiene bucal.

¿Para qué sirve el bicarbonato de sodio con enjuague bucal?

Tal y como hemos mencionado anteriormente, el bicarbonato sódico ha estado muy ligado a la higiene dental durante siglos, por sus propiedades únicas para eliminar bacterias y otros beneficios como vamos a ver a continuación.

Blanquea los dientes

Hay que tener una cosa muy en cuenta con respecto a esta afirmación: Siempre se ha dicho que “el bicarbonato de sodio  ayuda a blanquear los dientes”. ¿Es correcta esta afirmación? No, lo que ayuda es a eliminar manchas causadas, por ejemplo, por tomar café o algunos alimentos.

El color de nuestros dientes es de un tono translúcido, debido a un elemento conocido como dentina, que se encuentra bajo el esmalte de los dientes. El bicarbonato lo que hace es eliminar las manchas de la superficie con su efecto abrasivo, pero no alcanza la dentina, por lo que realmente no vuelve los dientes blancos, sino que ayuda a que recuperen su tono natural.

Reduce la placa y la gingivitis

La placa bacteriana es una fina capa que recubre nuestros dientes, protegiendo a las bacterias de los alimentos que ingerimos. De no retirarse debidamente con una buena rutina de salud dental, esa capa se va cristalizando, formando lo que se conoce como sarro, que puede provocar problemas como la periodontitis o gingivitis.

Al cepillar los dientes con bicarbonato, retiramos esa capa protectora, reduciendo así el número de bacterias y previniendo los daños en encías y dientes.

Disminución de las bacterias

En nuestra boca hay un tipo de bacterias que necesitan condiciones ácidas para sobrevivir, y actuar así en la boca. 

Al mezclar bicarbonato con agua, y usarlo como enjuague, aumentamos el pH de la boca, haciéndola menos ácida. El efecto es similar cuando se utiliza como pasta de dientes.

Elimina las manchas de los dientes

Relacionado con lo que hemos mencionado en el primer punto, el bicarbonato es un abrasivo suave, que al entrar en contacto con la superficie del diente puede eliminar manchas exteriores.

¿Para quién se recomienda el uso de enjuague bucal con bicarbonato?

Es un producto muy suave para la boca, recomendado por dentistas y médicos para personas con:

  • Úlceras bucales.
  • Sensibilidad dental.
  • Dolor de garganta.
  • Cáncer oral.
  • Síndrome de boca ardiente.
  • Llagas bucales.
  • Mujeres embarazadas (tras vomitar).

Enjuague bucal con bicarbonato, ¿cómo se usa?

La gran pregunta: ¿Cómo lavarse los dientes con bicarbonato? Es un componente y agente presente en muchos productos de higiene dental, actuando de forma rápida y eficaz contra bacterias y demás gérmenes.

Puedes hacer un preparado casero en casa para usarlo directamente mezclando ¼ de cucharadita con medio vaso de agua tibia. Si el sabor le resulta muy ácido, puede añadirle ⅛ de cucharadita de sal.

Remueve bien la mezcla, hasta que el bicarbonato se haya disuelto por completo en el líquido. Ingiere un poco de la mezcla y remuévela en la boca durante unos 15-20 segundos como mucho y escúpelo.

Del mismo modo puedes hacer una pasta de dientes casera, mezclando 1 cucharadita (pequeña) de bicarbonato con dos cucharadas de agua. Remueve hasta que la mezcla se vuelve pastosa y úsala para cepillar los dientes.

¿Pasaría algo si tragases un poco? No, según este artículo del National Capital Poison Center, hay que consumir grandes cantidades para que sea tóxico. Solo debes tomar las precauciones pertinentes y listo.

Tras escupirlo, ¿debes enjuagarte la boca con agua? Igual que con la pasta de dientes, es mejor dejar actuar el bicarbonato unos minutos sin comer ni beber nada (unos 15-20 minutos aproximadamente). Si te enjuagases la boca con agua normal inmediatamente tras hacerlo con el bicarbonato, lo eliminarías de tu boca.

Cómo último detalle, puedes usarlo varias veces al día, pero siempre con moderación. Recuerda que el bicarbonato es un elemento abrasivo, y abusar de él puede ser perjudicial para tus dientes. Tampoco es recomendable que lo mezcles con productos ácidos, como el jugo de limón, ya que son muy dañinos para los dientes.